Somos encuadernadores especialistas en la encuadernación para notarías.

El encuadernador, con el material de encuadernación, se traslada a la propia notaría para seguridad del protocolo y evitar cualquier pérdida del documento.

Revisamos todo el protocolo antes de empezar a encuadernar para que todo este ordenado, y posteriormente procedemos a coser los documentos al estilo tradicional en bastidor llamado dienteperro. La finalidad de este cosido es conseguir una mayor apertura del libro a la hora de poder fotocopiar mejor los documentos. Este cosido hace más fuerte y duradero el protocolo notarial.

Las tapas que utilizamos para los libros de protocolos están formadas básicamente con pergaminos de primera calidad utilizando tambien materiales alternativos como guaflex, telas,etc. El encuadernador puede combinar estos materiales a la hora de fabricar las tapas pero siempre utilizando la materia prima que es el pergamino en el lomo del libro al ser un material más resistente y duradero.

La impresión que utilizamos para nuestras tapas es en tinta de fácil secado y resistente a la humedad y otros factores ajenos.

IMG 0357 copyEl libro de protocolo una vez terminado lleva un cajon de cartón para su protección y se pondrán también unas correas para que pueda abrocharse la cubierta exterior.